Regalar rosas, un detalle para toda ocasión.

Desde hace muchos años las rosas siempre han sido las flores favoritas para muchos, son una expresión muy clara de lo que queremos decir y muchas veces no tenemos las palabras.

Las rosas, en sus diferentes colores y variedades son una de las flores más regaladas. Por su gran variedad de colores, podemos expresar cualquier sentimiento, solas o combinadas con otras flores, son una excelente opción para regalar.

Las rosas rojas:

Son las flores más conocidas y podemos decir que una de las más vendidas en el mundo. Son la expresión más clásica del amor. Son especiales para los novios y enamorados.  La rosa roja tiene encanto, es una flor majestuosa. Evoca un sentimiento romántico, apasionado y sensual.

Las rosas rosadas:

Significan agradecimiento, con ellas podemos transmitir aprecio y cariño. El rosa está ausente de maldad, carece de doble intención. Por eso al recibir un ramo de rosas rosadas puedes estar seguro que puedes confiar en esa persona. 

Las rosas blancas:

El blanco es el color de la pureza y de la inocencia, y eso es exactamente lo que transmiten las rosas de este color. Están unidas al amor, representa un futuro sólido como pareja, no por algo es blanco es el color de las novias.

Por otro lado, una rosa blanca también puede ser una excelente opción cuando alguien se encuentra enfermo o para dar un pésame.

Para algunas personas, las rosas amarillas representan celos e infidelidad, aunque realmente es un color muy alegre, es ideal para regalar a personas alegres o en cumpleaños y fiestas.  Representan satisfacción y alegría.

Las rosas lavandas, lilas y púrpuras son símbolos de encanto y misterio. Si son oscuras representan realeza y esplendor. Por otro lado, significan larga vida, por lo que a través de ellas estamos deseando buena salud, buenos deseos y buenas fiestas.

El naranja es un color estimulante, por lo que las rosas naranjas denotan entusiasmo, excitación y deseo pasional.

Esperamos que estos consejos te ayuden, y si tienes más dudas no dudes en contactarnos directamente o acudir a tu florista de confianza.

                                                                                                Por Jeannette Farjat Zacarías